sábado, 5 de marzo de 2016

El artículo 31.1 de la Constitución es una campaña publicitaria


Los hijos y las hijas son una caja de sorpresas.
Muchos padres y madres piensan que su hija está en el instituto, pero no saben dónde está realmente. En cambio, Juan Carlos I no sabía dónde estaba su hija, cuando en realidad estaba en el Instituto.

García Revenga: “El Rey no sabía que su hija estaba en Nóos”

http://politica.elpais.com/politica/2013/03/04/actualidad/1362427474_947914.html


Cuando se presentan pruebas que pueden incriminar a Juan Carlos I, se inadmite la prueba y listos. Pero recordad, LA LEY ES IGUAL PARA TODOS.
El campechano sigue siendo intocable por mucha desvergüenza que pueda aparecer sobre él. Ya puede llevarse comisiones de dictadores, irse de pilinguis con dinero público, ponerle un duplex a su amante, cargarse fauna protegida por medio mundo, emborrachar ososmatar a un hermano o elogiar genocidas... que todo quedará sin castigo. Esta absoluta e indescriptible desfachatez constituye un verdadero escarnio hacia una ciudadanía que prefiere continuar anestesiada. Que sea inviolable no creo que sea igual a no aceptar su implicación aunque nadie pueda emprender acciones contra él. Aquí alguien se está excediendo con su manto protector.

Se retoma el juicio de Nóos tras comprobar que un correo de Juan Carlos I no había sido admitido como prueba

http://www.publico.es/politica/suspende-juicio-noos-analizar-correo.html




Respecto a esta imagen de ver en el banquillo a la Infanta, es una pena que haya infelices tan contentos con esto, pero queridos/as ilusos/as... mantenerla en el banquillo es parte del plan para librarla... se coloca muy disciplinada en el banquillo durante el juicio y luego se libra de todos los cargos, así de simple y todos/as contentos/as. Es lo que quiere el pueblo. Un pueblo que luego aceptará que ha sido un juicio justo. Buena jugada la de la pseudo-justicia española No tenemos que olvidar que la Infanta se encuentra imputada por apropiación indebida. La acusación más grave, que ERA la de blanqueo, fue archivada, así que como mucho le caerá una multilla, brutal para nuestro bolsillo, calderilla para el suyo. La cárcel no la verá ni en el Monopoly.

La Infanta Cristina seguirá sentada en el banquillo por el Caso Noos.

http://www.telecinco.es/informativos/nacional/Caso_Noos-infanta_Cristina-doctrina_Botin_0_2123625073.html


En fin, por irrelevancias como esta, Facebook lleva un tiempo intentando cargarse mi cuenta. Mientras lo consigue y no lo consigue, repetid todos/as conmigo:

"el artículo 31.1 de la Constitución es una Campaña Publicitaria"



No hay comentarios:

Publicar un comentario