jueves, 8 de octubre de 2015

¿Para qué sirve acudir a la Oficina Municipal de Información al Consumidor (OMIC) de Linares?


    
Como muchas y muchos sabéis, en agosto rellené en Seat Savoy de Linares una hoja de reclamaciones por un bluetooth que el vendedor me dijo que iba incluido en la preinstalación para el portable system y luego no era así. Como bien sabéis también, no tenía ninguna esperanza de que, merced a esa hoja de reclamaciones, Seat me devolviese los 80 € que pagué por aquella preinstalación, pero sí al menos que mucha gente pudiera saber a través de internet cómo funciona Seat Savoy de Linares, perteneciente al Grupo Ávolo de Jaén, algo que por fortuna he conseguido, ya que el susodicho artículo ya lleva más de 6000 visitas. Y subiendo, gracias a montón de gente que hay ahora buscando el Google cómo reclamar a Seat por el escándalo este de los motores trucados, visitas que de rebote están llegando a este cutreblog. Un escándalo que me ha venido de perlas para darle difusión al fraude que yo padecí, je je je.

    Hace unas días recibí contestación definitiva acerca de aquella reclamación, tanto por parte de OMIC Linares, como del propio Departamento de Atención al Cliente de Savoy, cuya defensa se basa en dos argumentos, a cada cual más absurdo. Veamos.



Sirva la presente como contestación a la reclamación emitida por usted.

Sobre dicha reclamación, una vez consultado su expediente de compra y el asesor comercial que le atendió, exponemos:

- Que fueron informados de la posibilidad de incorporar el opcional reclamado y que prefirieron no montarlo para no incrementar el precio del vehículo.

- Que en el contrato de compra del vehículo adquirido no se refleja adquisición o regalo del elemento reclamado.

Aprovechamos para comunicarle que esta empresa no está adherida al Sistema Arbitral de Consumo y no aceptamos tramitar esta reclamación por dicho sistema.

Sin más, la espera de sus comentarios.

Dpto Atención al Cliente
SAVOY SAU
C/ Beatriz Núñez S/N
23009 Jaén.



    Que fuésemos informados de la posibilidad de incorporar el opcional reclamado y que preferimos no montarlo para no incrementar el precio del vehículo es absurdo en tanto en cuanto se nos informó de incorporar más opcionales, además de ese, y tampoco quisimos puesto que lo único que yo le pedí al vendedor es que tuviera bluetooth, lo demás, sin dejar de ser interesante, no me resultaba imprescindible.

    Y que en el contrato de compra del vehículo adquirido no se refleje adquisición o regalo del elemento reclamado (su segundo argumento) es obvio, ya que cuando el vendedor se comprometió a conseguírmelo fue cuando se dio cuenta de que no había bluetooth en la preinstalación del portable system, y esto ocurrió en el momento de la entrega del vehículo, por tanto, es absurdo pretender que esto figurase en el contrato de compra.

    ¿Y no se han preguntado los responsables del Grupo Ávolo qué sentido tiene que un cliente pague 80 euros por una preinstalación de la que luego no tiene previsto gastarse los otros 200 que vale el dispositivo en cuestión? O sea, tener el portable system listo y funcionando en el vehículo cuesta 80+200 euros. ¿Qué explicación encuentran entonces los/as señores/as de Seat Savoy a que alguien que no quiere "incrementar el precio del vehículo" se decante por pagar los 80 y luego no los otros 200? Yo estoy seguro de que ellos saben que eso no hubiera sido lógico, pero ya a estas alturas no van a dar su brazo a torcer y se van a agarrar a un clavo ardiendo.

    Finalmente declinan la tramitación de esta reclamación por el sistema arbitral de consumo por no encontrarse adheridos a ducho sistema. Estupendo, con eso están dándome pie a que cuando vuelva por Linares les pida de nuevo la hoja de reclamaciones, pero en vez de marcar la casilla de "acepto la realización de un arbitraje", tendré que marcar la de "acepto la realización de una mediación".

    Pero vamos a lo que yo voy con este artículo. Que Seat argumente toda clase de obviedades y ridiculeces para defenderse de la reclamación que les rellené, me parece lo más normal del mundo, pues toda empresa está ahí para ganar pasta y para ello debe defenderse con lo que tenga a su alcance.

    Lo que sí me parece de juzgado de guardia es que  la OMIC, supuestamente organización para velar por los intereses de los consumidores (aunque sean irrelevantes como yo) dé por válidos argumentos tan estériles:

· Que se me informó que podía poner un portable system pero no lo quise. Toma claro, a ver si ahora encima vamos a tener que añadir a los coches todos los extras que nos proponen los vendedores. Que no elijamos todos los extras que nos ofrecen porque no somos millonarios es el pan nuestro de cada día.

· Que el contrato de compra no refleja el elemento reclamado. Toma claro, como que el compromiso de Antonio Arance Villar vino cuando se dio cuenta de un error garrafal por el que incluso tuvo que llamar a un mecánico que fue quien finalmente le indicó que la preinstalación del portable system no incluía bluetooth.

· Que no se adhieren al Sistema Arbitral de Consumo. ¿Y yo qué sabía? Cuando a mi me ponen delante una hoja de reclamaciones que me da a elegir entre arbitraje o mediación, yo no sé ni cuál es mejor, ni a cuál está adherido el concesionario. De hecho, lo que hice fue mirar en el bloc qué había elegido la persona que había reclamado antes que yo, y como vi arbitraje, pues yo también elegí arbitraje.

Pues si ridícula es la contestación de Seat Savoy, más ridícula aún es la del OMIC.

Me entregan en Correos una carta certificada y veo en el sobre:

Ayuntamiento de Linares
Área de Participación Ciudadana
Oficina de Atención al Ciudadano.

... y pienso "¡Hombre! Ya hay contestación de esto". No es que me diese alegría, porque como dije al principio del artículo, no albergo ninguna esperanza en que después de dos años y medio me den la razón, pero sí me causó sorpresa, ya que como había pasado un mes, ni me acordaba de la reclamación.

El caso es que abrí la carta, y encontré dos folios. En el segundo, el texto que ya he copiado anteriormente del Departamento de Atención al Cliente de Savoy. Y en el primero, esta bochornosa introducción del OMIC:



En relación a la reclamación presentada por Uds en este servicio de Consumo contra concesionario de vehículos, paso a informarle.

Puestos en contacto con la parte reclamada, la misma nos da cumplida respuesta a su reclamación, según hoja adjunta. Por lo tanto, al no llegar a un acuerdo satisfactorio que ponga fin a la controversia suscitada, archivamos el expediente toda vez que el reclamado ha rechazado la adhesión al Sistema Arbitral de Consumo como método de resolución del conflicto planteado.

Asimismo, comunicarle, la posibilidad que le asiste de acudir a los Tribunales Ordinarios en defensa de sus legítimos intereses,

Linares, 11 de septiembre de 2015
El Coordinador de Consumo





En definitiva, que como Savoy no está adherido al sistema arbitral del consumo, que vaya a los tribunales. No, hombre no. Gracias por el consejo, pero no tengo ganas de tribunales, y menos por un bluetooth. Todavía se pueden hacer muchas cosillas antes, señor coordinador de consumo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario